UNA NUEVA PLATAFORMA WEB PONE AL ALCANCE DE LA CIUDADANÍA PARTE DEL IMPORTANTE LEGADO DE LA CASA MUSEO TOMÁS MORALES

05 may 2011

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria, Luz Caballero, presentó hoy el portal web Tomás Morales. Memoria Digital (www.tomasmorales.org), una nueva herramienta vinculada al programa Gran Canaria Cultura Digital que pone al alcance de la ciudadanía y los investigadores una importante cantidad de documentación relacionada con el poeta Tomás Morales y el movimiento literaria y artístico modernista. Esta web surge de la colaboración entre la Casa Museo Tomás Morales y el Gran Canaria Cultura Digital, un plan que, gracias a los fondos consignados por el Plan Avanza del Ministerio de Industria y Comercio del Gobierno de España, está, “creando modelos tecnológicos aplicados a la cultura”. Este es el caso de la dotación de contenidos del Archivo Digital de Gran Canaria, una herramienta que, según recordó Javier Santana, director de este ambicioso programa de digitalización de la cultura insular, ya tiene otro ejemplos como los epistolarios de los escritores Benito Pérez Galdós, el propio Tomás Morales, Fernando González y Alonso Quesada o la versión digital de los coloquios de Historia Canario Americana de la Casa de Colón.

Según destacó la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural, la creación de esta nueva web responde al objetivo del Cabildo de Gran Canaria de facilitar el acceso universal a la cultura. “En estos cuatro años se ha avanzado en la supresión de barreras arquitectónicas en los museos y centros culturales gestionados por el Cabildo. También se han hecho avances importantes para la normalización del colectivo de personas con discapacidad visual implentando la audiodescripción en el Teatro Cuyás y adaptando los museos para la visita de estas personas mediante el uso de audio guías y reproducciones de piezas que pueden ser identificadas mediante el tacto. Pero avanzar en la accesibilidad universal también es lograr que cada vez más personas disfruten de la oferta cultural y el enorme legado histórico, artístico y documental que atesora la isla de Gran Canaria. Precisamente este es el objeto de Tomás Morales: Memoria Documental, hacer accesible toda la información que se dispone de nuestro creadores y ponerla a la disposición de los ciudadanos y los investigadores”, comentó la consejera.

Por su parte, la directora de la Casa Museo Tomás Morales, María Luisa Alonso, señaló que en esta primera fase se han puesto en el servidor una parte del epistolario del autor, la maqueta artesanal de Las Rosas de Hércules elaborada por el propio Morales y Néstor de la Torre, el manuscrito de la obra ‘La noche de Bethania’, una colección de exlibris modernistas, una selección de más de un centenar de primeras ediciones modernistas comprendidas entre 1884 y 1930, los nueve números de la Revista Moralia, y las grabaciones de Memoria Viva con la voz de los poetas José María Millares Sall, Juan Jiménez, Pino Ojeda y Pino Betancor. La directora de la Casa Museo Tomás Morales informó que ya se trabaja para incluir en estos fondos el resto del legado documental que atesora el centro museístico de Moya. “El objetivo de esta web es poner a disposición de la sociedad el máximo posible de los fondos de la Casa Museo Tomás Morales y en una segunda fase se incluirán la documentación personal del autor, los recortes de prensa, los manuscritos de todas sus obras y la colección fotográfica del museo”.

Y esto es posible, explicó Javier Santana, gracias a la implementación de “recursos que son sencillos de usar, muy funcionales y atractivos. “Una de las principales valías del recurso de información que presentamos, y que además ha sido a lo largo de los años un objetivo prioritario y distintivo de dicho centro, es su concepción holística, en el que el todo es mayor que la suma de sus partes: no sólo se da acceso y se muestran los documentos que ilustran la vida y la obra de Tomás Morales, sino todo un conjunto de materiales documentales que permiten contextualizarlo a él y a su arte; en definitiva, conocer el tiempo que le tocó vivir y del que, sin duda, fue tributario, como lo somos todos de nuestro propio tiempo”.

Descripción de los recursos disponibles en www.tomasmorales.org

LOS LIBROS DE AUTOR. LAS ROSAS DE HÉRCULES Los libros de autor de Tomás Morales son unos documentos de enorme valor bibliográfico y que vienen a confirmar el sentido que tenía Tomás Morales de lo que es un libro como objeto de arte. En Tomás Morales: Memoria Documental se dispone de la primera edición de ‘Las Rosas de Hércules maquetada artesanalmente por él mismo con ilustraciones de Néstor de la Torre.

MANUSCRITO DE LA CENA DE BETHANIA  El argumento de La cena de Bethania corresponde con el pasaje bíblico de la visita que hizo Jesús de Nazaret, camino de Jerusalén, a la casa de Simón el Fariseo, donde perdona todos sus pecados a María Magdalena y narra la parábola del hombre que tuvo clemencia a aquel que le debía dinero. Más que una pieza dramática en sí, es un cuadro o poema escénico.

La cena de Bethania es el título de la única pieza teatral que se conserva íntegramente en la producción literaria de Tomás Morales. Escrita y representada a comienzos de 1910, no vio la luz impresa hasta 1955 en que el profesor Sebastián de la Nuez la dio a conocer como parte de un estudio titulado “Tomás Morales, autor teatral”, publicado en el Anuario de Estudios Atlánticos (Madrid-Las Palmas), I (1955). Posteriormente la pieza aparecerá reproducida en Las Rosas de Hércules. La cena de Bethania. Versiones de Leopardi, edición de Andrés Sánchez Robayna, Interinsular Canaria (1984). Ésta es, de hecho, la única edición de la pieza en formato libro. Según Sebastián de la Nuez, que dio a conocer la obra en 1955, las primeras noticias que tenemos de La cena de Bethania, conocida también como La cena en casa de Simón, aparecen en La Prensa el 25 de enero de 1910, que anuncia que la Sociedad de "Los Doce" se propone representar "un poema del joven y notable poeta Tomás Morales". Un mes más tarde el poeta da la primera lectura de su obra en casa de su amigo Alonso Quesada. A finales de febrero de ese año sabemos que el estreno de La cena en casa de Simón, como también se conocía la obra, es inminente. Se anuncia también que los decorados serán diseñados por el prestigioso pintor Nicolás Massieu. La enfermedad y posterior fallecimiento de uno de los actores de “Los Doce”, Miguel Rivero Montañez, retrasan el estreno de La cena de Bethania, que finalmente se llevó a cabo en el teatro Pérez Galdós el día 4 de abril de 1910. El día 15 de abril "Los Doce" reponen la obra de Morales, junto a un diálogo de los Hermanos Quintero (Mañana de Sol).

EDICIONES ESPECIALIZADAS  Los más importantes dibujantes modernistas participaron en la ilustración de libros y de revistas, una ilustración que es concebida como decoración, donde existe una estrecha colaboración entre el texto y la imagen. En Canarias, uno de los precursores de esta función decorativa de la ilustración lo encontramos en Néstor Martín-Fernández de la Torre (1887-1938). Las cubiertas de Las Rosas de Hércules de Tomás Morales, Libro II y de 1919 y 1922, son hermosos ejemplos de cubiertas modernistas. En la cubierta del libro II (1919) Néstor nos regala un hermoso dibujo con varios barcos con las velas desplegadas al viento que sugieren la esperanza de un grato recibimiento al que llega “desde el Océano”; mientras que la cubierta del libro I (1922) es una metáfora de la despedida, en ella, una carreta repleta de equipaje y tirada por caballos blancos se aleja. En 1915 ilustró la obra El lino de los sueños de Alonso Quesada donde se aprecia esa estrecha colaboración entre el texto y la imagen y la importante influencia ejercida por la literatura en Néstor.

También el caso de Tomás Morales como ilustrador de libros hay que mencionarlo. Entre los papeles y otros elementos que componen el archivo personal del poeta aparecen varios diseños de portadas que documentan varios proyectos de libro. Una de estas portadas fue utilizada para ilustrar Las monedas de cobre, el primer libro publicado por su buen amigo Saulo Torón, libro publicado en Madrid por la Imprenta Clásica Española en 1919.

Entre los muchos artistas que crean las imágenes de las ediciones especializadas de los fondos bibliográficos de la Casa-Museo Tomás Morales cabe destacar a Penagos, Bartolozzi, Adrià Gual, Fernando Marco, Bujados, Alexandre de Riquer, Ramón Manchón. También en estas fechas, mediados del siglo XIX, surgieron movimientos como la caricatura o la historieta destacando de los fondos de la casa-museo a los caricaturistas Bagaría, Fresno, Tovar, Reyes. A comienzos de la época moderna comienza a usarse la ilustración para libros infantiles, y en España destacamos los de la Editorial de Saturnino Calleja, casa fundada en 1876. No se puede hablar de las ediciones de Calleja sin destacar la importancia de las ilustraciones de gran calidad que aparecen en cada una de las obras que se conservan en esta institución. Colaboraron con él los mejores ilustradores de la época: Echea, Manuel Picolo, Penagos, Bartolozzi.

En esta colección bibliográfica ofrecemos un nutrido grupo de ilustradores, dibujantes y pintores que constituyen un apoyo fundamental que complementa el variado fondo artístico y literario de la Casa-Museo Tomás Morales.

EX LIBRIS MODERNISTAS  La colección de cuarenta y tres exlibris catalanes de la Casa Museo Tomás Morales, tienen la particularidad de estar hechos durante los años 1902 a 1922 y están representados algunos de los artistas que contribuyeron a la aparición de este tipo de marcas en Catalunya, y por extensión, en toda la península. La recepción del exlibris moderno en Catalunya tuvo lugar gracias al interés de unos pocos artistas y bibliófilos que, desde su propia capacidad de convocatoria, escribieron artículos en revistas, reprodujeron exlibris artísticos y comenzaron a encargar o dibujar sus propios exlibris. Fue durante el Modernismo catalán, que el exlibris tomó un protagonismo muy especial, y de ser únicamente una herramienta de identificación, pasó a ser todo un género artístico destacado. Incluso, se dio el caso que el exlibris adquirió vida propia y se convirtió en puro género de expresión artística y coleccionismo. El exlibris se incorpora al movimiento modernista catalán en los últimos años del siglo XIX, de la mano de algunas publicaciones interesadas en la aparición de estas pequeñas marcas artísticas, como fueron las revistas Luz, Hispania, Pluma y Lápiz, etc. En 1902 se funda la “Asociación de Exlibristas Ibéricos”, por Ramón Miquel y Planas. Alexandre de Riquer y Josep Triadó fueron los artistas que primero se interesaron por estas marcas, y con la aparición a finales de 1903, de la Revista Ibérica de Exlibris (1903-1906), se dio el paso definitivo para la entrada y vulgarización del fenómeno del exlibrismo en la península. La aparición de la revista, con artículos, anuncios y la posibilidad de intercambios entre los coleccionistas de todo el mundo, hicieron que este período se conozca como la “Edad de oro” del exlibrismo español. Con los años, y con la primera gran guerra (1914), el ambiente se enfrió, dando lugar, y de nuevo en Cataluña, a la aparición en 1918 de la “Unió d’exlibristes Ibérics”, que continuaron desarrollando y velando por la vivencia de estas marcas de propiedad.

MEMORIA VIVA Conscientes de que los modernos soportes audiovisuales permiten en la actualidad convertir el texto literario en un documento vivo, que aúne a la experiencia intelectual el deleite de emocionarnos escuchando la propia voz de los autores, la colección “Memoria Viva”, dirigida por Alicia Llarena (Catedrática de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria) y patrocinada por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural de Cabildo de Gran Canaria, a través de la Casa-Museo Tomás Morales, pretende convertirse en parte del acervo histórico y cultural del Archipiélago, mediante la conservación de la obra y la voz de nuestros autores más representativos. La colección se destina a la recopilación de nuestras voces literarias.

No en vano, los tres primeros volúmenes de la Colección recogen la memoria viva de tres poetas ya ausentes —Pino Betancor, Pino Ojeda y José María Millares— el tercero, uno de los testimonios poéticos más valiosos y antiguos de nuestra tradición; el cuarto volumen está dedicado al poeta Juan Jiménez. Ajena a los embates del mercado (de ahí su diseño sencillo y escasamente pretencioso), en tanto proyecto institucional que sólo persigue la organización y conservación de nuestro patrimonio colectivo, el único criterio, transparente y razonable a un tiempo, es el de incluir de modo prioritario a los autores de mayor edad —poetas, narradores o dramaturgos—, con independencia de que en el futuro puedan incorporarse también otros autores vivos o aquellos que, ya desaparecidos, consoliden con su presencia los fines patrimoniales de esta Colección.

MORALIA  A punto de cumplir diez años Moralia se ha convertido en una revista de referencia en el territorio nacional consagrada a los estudios modernistas hispanos. Nace a comienzos del siglo como la revista de difusión museística de la Casa-Museo Tomás Morales, pero desde su primer número Moralia incluye ensayos temáticos de estética y literatura.

EPISTOLARIO El epistolario de Tomás Morales es una de las partes más importantes del fondo documental que se conserva en el archivo personal de poeta. Es un material que va especialmente dirigido al historiador, especialista, investigador o simplemente al lector. Constituye un complemento a su producción como escritor y, además aporta claves de lecturas, porque no sólo proporciona información sobre un momento de la historia – el modernismo-, sino que además nos permite conocer mucho mejor la personalidad, las opiniones y los afanes de destinatarios y remitentes.

En este grupo de cartas, que se cruzaron, entre amigos, familiares, escritores, políticos y artistas entre 1908 y 1924 –se incluyen un pequeño grupo de cartas dirigidas a Leonor Ramos, esposa del poeta- podemos encontrar a figuras tales como Fernando Fortún, Victorio Macho, Gabriel Miró, Eladio Moreno Durán, Domingo Doreste, Claudio de la Torre, Mercedes Pinto, Francisco Villaespesa y Salvador Rueda, entre otros muchos.

La Casa-Museo Tomás Morales se ha propuesto la edición sistemática de este corpus documental con la intención de seguir contribuyendo a la mejor investigación y difusión de la vida y obra de Tomás Morales, esperando completar la publicación completa de este epistolario (cartas, postales, telegramas, tarjetas de visita…) para ofrecerlo a la sociedad en su totalidad.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto