SE PRESENTA ESTE VIERNES, DÍA 29, A LAS 20.00 HORAS, EL VOLUMEN ‘TOMÁS MORALES: VERSOS Y ECOS ENTRE DOS SIGLOS’

26 abr 2011

Este viernes, día 29 de abril, será presentado en la Casa-Museo Tomás Morales de Moya, el libro de los profesores de la ULPGC, Carmen Márquez y Jesús Páez, Tomás Morales: Versos y ecos entre dos siglos. En el acto de presentación del mencionado volumen que edita el Departamento de Ediciones de la citada universidad, intervendrán además de ambos coordinadores del libro, la consejera de Cultura del Cabildo grancanario, Luz Caballero, así como el Rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, José Regidor.

Con textos de Belén González Morales, Jesús Páez Martín, Sergio Constán, Miguel Ángel Martínez y Carmen Márquez-Montes, la nueva aportación editorial ofrece una visión nueva y fresca de la producción de Tomás Morales, entre la crítica del poeta a inicios del siglo XX y la de estos comienzos del XXI. Como señalan los coordinadores del libro en la introducción del mismo, “Modernismo y Posmodernidad –estéticas más o menos trasnochadas ya en los momentos que trabajamos de ambos siglos–, pero recurrentes y  ricas en matices que permiten darles nuevas valoraciones y giros enriquecedores”.

Para Páez y Márquez, Tomás Morales fue “una de las voces que contribuyeron grandemente a la definición de la canariedad profunda. Es un intérprete de nuestra nacionalidad estricta en tanto que es manifiesto en su obra el sincretismo de hispanismo y universalidad, los conformadores vocacionales de nuestra cultura. Supo en su poesía y en su estética cantar la canariedad anexionada e inmersa en la cultura occidental de raíz hispánica en la que nos integramos a través de ese océano, el protagonista de su más logrado poema, la Oda al Atlántico, considerado por el creador canario como un mar mitológico, que arropa un archi¬piélago mitificado. Por ello el título de su poemario no podría ser otro que Las rosas de Hércules”.

Este volumen editado por la ULPGC en el año que las Letras Canarias se rinden a la producción de Tomás Morales, obedece a esos análisis y conclusiones que inspiran la lectura rigurosamente crítica de la obra del poeta modernista. En el capítulo escrito por Belén Morales, tras hacer un interesante recorrido por las tres etapas de revisión e interés por la obra del poeta canario, se analiza la diversa fortuna y pormenores en la recepción de la figura y escritura moralesiana, haciendo una muy exhaustiva enumeración de todas las muestras críticas acerca de la obra del poeta para concluir en una interesante concepción: el encapsulamiento en estereotipos de los parámetros esgrimidos que han contribuido a un estancamiento cercenador de miras más amplias.

Por su parte, Jesús Páez contextualiza la obra teatral de Tomás Morales en el espacio teatral insular de principios de siglo en Las Palmas de Gran Canaria, precedido de un superficial análisis histórico del teatro y la intensa actividad teatral en la isla en el periodo finisecular. Pone luego de manifiesto la vinculación de Tomás Morales con lo dramático y teatral que comienza en declamador y culmina como dramaturgo, pasando por ejercer la crítica teatral. Con el análisis de los elementos fundamentales de las obras dramáticas moralesianas se concluye una vez más la devoción por la belleza que caracterizó siempre al cantor del atlántico.

Sergio Constan propone en el libro editado una interesante investigación donde se ponen en directa relación de influencia a nuestro Tomás Morales y al poeta murciano Juan Pujol. Y en conflictiva interrelación de prioridades –como las de Rueda frente a Darío– respecto a las temáticas tan estrictamente moralesianas del puerto y las tabernas del muelle o los grumetes. Constan nos da a conocer al poeta murciano y muestra las analogías sospechosas que son, en definitiva, producto de azares y de fenómenos extraliterarios. La calidad de una obra respecto de la otra pone a cada creador en el lugar y el valor que le corresponde.

Finalmente, Miguel Ángel Martínez arriesga una de esas reflexiones que se sitúan fuera de los estereotipos con que aborda la crítica al uso la escritura del poeta canario: la relación intertextual entre Morales y Bécquer, a través de un ejercicio hermenéutico que pone en relación, teniendo como fondo las “estructuras antropológicas del imaginario”, dos poemas, aparentemente muy dispares en la estructura superficial, pero que se dan la mano en la estructura profunda.

Cierra el libro la entrevista que Félix Aranda Arias le hiciera a Tomás Morales en abril de 1921, la última, en la que hallamos la voz del hombre que deja constancia de sus preferencias, sus influencias y sus proyectos presentes y futuros.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto