POETAS DE LAS ISLAS HOMENAJEAN A JOSÉ MARÍA MILLARES SALL EN EL MARCO DE LA FERIA DEL LIBRO DE SAN TELMO

04 may 2011

Un nutrido grupo de poetas canarios participan hoy en una lectura colectiva de piezas del poemario ‘Sillas’ que sirve para presentar, en el marco de la Feria del Libro que se celebra en el Parque de San Telmo de Las Palmas de Gran Canaria, la segunda edición de este tomo del Premio Nacional José María Millares Sall que ha sido reeditado por el Servicio de Ediciones Cabildo de Gran Canaria. José Caballero Millares, David Pulido, Eduardo González, Elsa López, Antonio Becerra, Jenifer Reyes, María del Pino Marrero (Berbel), Susy Alvarado, Sergio Domínguez, Bruno Pérez, Merci Monzón, Juan Carlos de Sancho y Alicia Llarena son los encargados de leer los poemas de Millares en un acto que también cuenta con la presencia de Luz Caballero, consejera de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria.

Sillas se editó por primera vez en 1999 tras ganar el Premio de Poesía Tomás Morales convocado por el Cabildo de Gran Canaria en su edición de 1998. A través de poemas breves dedicados a la silla, Millares Sall analiza la hechura física de sus dueños, características de sus cometidos o la carga social y humana que soportan en una demostración de ingenio y pericia literaria por parte de su autor. Según señaló la consejera de Cultura del Cabildo grancanario, la reedición del texto en 2010 responde “al deseo del propio poeta que comunicó a la corporación insular la necesidad de reeditar el poemario”. Caballero destacó que como responsable del Servicio de Ediciones recogió “de inmediato las recomendaciones de José María Millares Sall” y que esta nueva edición es “la muestra de ese compromiso cumplido”. Asimismo, Luz Caballero resaltó la calidad literaria del poeta canario y se lamentó del “reconocimiento tardío de su valía literaria” recordando que desde el Gobierno insular se homenajeó al escritor antes de su fallecimiento.

Según destaca el escritor Eduardo González Ascanio, encargado de presentar este poemario el pasado 15 de abril en la Casa Museo Tomás Morales, Sillas es un afilado retrato social a partir del análisis de un objeto cotidiano. “Aproximadamente un centenar de sillas se suceden, poema tras poema, en el libro que hoy nos convoca. Abarcan la pobreza y la opulencia, la vejez, la infancia, el amor, la espera, la soledad, la violencia o el cinismo… Son las sillas del poder que niega o concede, la de la timidez de quien solicita un anticipo, las sillas de los mítines políticos, las de los jurados literarios, la de quien vela a los pies de una cama mortuoria, la temible silla del dentista, las de quienes se saben deseados o las de quienes no esperan nada, por más que desesperen… Si se extendieran todas a lo largo de un solo cuadro, tenderían a componer uno de esos murales donde Historia y la Sociedad se dan cita, porque estas sillas, solo sillas, como advierte uno de los primeros poemas, adquieren las trazas, la compostura y los hábitos de sus dueños” señala.

Estamos ante una obra de poemas breves, repletos de sugerencias indirectas, ajenos a todo patetismo, dotados de una reposada cadencia en sus versos que hacia el final de cada poema, invariablemente, se dividen en dos más pequeños, quebrando el ritmo: uno penúltimo que advierte y produce suspensión, y el último que acentúa o que remata el poema. “En este libro de pequeñas estampas literarias, se hace un recorrido por la condición humana con un fresco vital minucioso y prolijo, obra de la maestría precisa y sabia de un maestro del lenguaje, empecinado artista y poeta, hecho al trabajo sistemático, casi constante, y curtido en los esfuerzos de agotar todas las variaciones de un posible asunto. Tiempo después de Sillas, daría a la imprenta sus Paremias, versos conformados como trazos pictóricos a partir de una personalísima conformación del haiku”, destaca González Ascanio.

Datos biográficos
José María Millares Sall (1921-2009, Las Palmas de Gran Canaria).
De formación autodidacta, fue miembro de una saga familiar caracterizada por sus ideas liberales e inquietudes intelectuales y creadoras. Su actividad artística transcurre por el dibujo, la música y la literatura, principalmente la poesía. Sus primeras entregas poéticas están fechadas en 1946. Participó en Antología cercada, 1947, obra de carácter contestatario que supuso una década de adelanto respecto a la poesía social española de los años cincuenta. Junto a sus hermanos Agustín y Manuel puso en marcha en 1949 la colección Planas de poesía, donde edita su libro Manifestación de la Paz, 1951, por el que fue detenido, encarcelado y procesado. Aunque continúa escribiendo, no publicará de nuevo hasta 1966. Su dedicación a la poesía será cada vez más intensa. El año 2000 marca un cambio en su escritura que se hace más expresiva, básicamente existencial. A lo largo de su carrera literaria fue merecedor del Premio de Poesía Tomás Morales (1998), del Premio Canarias de Literatura (2009) y, póstumamente, del Premio Nacional de Poesía (2010), entre otros muchos.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto