LA CASA MUSEO TOMÁS MORALES DE MOYA ORGANIZA UN TALLER ALREDEDOR DE LOS CONCEPTOS TRADICIÓN Y VANGUARDIA EN LA OBRA DE PEDRO GARCÍA CABRERA

17 feb 2012

La Casa Museo Tomás Morales de Moya, centro dependiente de la red museística que gestiona la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo grancanario que preside Larry Álvarez, organiza a partir del día 20 de febrero, el taller didáctico Pedro García Cabrera: Tradición y Vanguardia. La iniciativa está impulsada por el mencionado centro como contribución al programa que durante el año 2012 desarrollará la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas del Gobierno de Canarias con ocasión del Día de las Letras Canarias, que este año estará dedicado al poeta gomero Pedro García Cabrera.

El objetivo principal de este taller gratuito que organiza el Departamento de Educación y Acción Cultural (DEAC) de la Casa-Museo Tomás Morales, es dar a conocer e incidir en la valoración de la obra de un hombre cuyas inquietudes artísticas y sociales lo convirtieron en referente de la literatura canaria y en una importante figura política y social.

El taller, dirigido por la responsable del DEAC, Lidia E. Domínguez Guerra, tiene una duración aproximada de 60 minutos, celebrándose de 9’00 a 14’00 horas, del 20 de Febrero al 30 de marzo. Dirigido a alumnos desde Infantil hasta Bachillerato -25 alumnos en cada grupo-, durante su desarrollo se analizará una selección de textos y una serie de actividades diseñadas para trabajar según las aptitudes y capacidades propias de cada grupo dependiendo de su edad y nivel académico.

Entre otros poemas el taller propone el estudio de “Alondra de las letras castigadas” (Día de alondras, 1951), “Gomera” (Vuelta a la isla, 1968), “A voz en cuello” (Hacia la libertad, 1977), “Corbeta, amiga corbeta” (Líquenes, 1928), “Isla y mujer” (La rodilla en el agua, 1934-1935) y “Un día habrá una isla” (Las islas en que vivo, 1960-1967).

Según señala Miguel Martinón Cejas “la vida creadora del poeta Pedro García Cabrera (1905-1981) se extendió a lo largo de medio siglo: desde sus años juveniles, cuando escribió su libro vanguardista Líquenes (1928), hasta los años ya finales de su existencia, cuando publicó su importante antología A la mar fui por naranjas (1980). Esos cincuenta años fueron muy agitados y tuvieron su fase de crisis más aguda durante la guerra civil española de 1936-1939 y la guerra mundial de 1939-1945 […] Con su constante dedicación a la poesía, García Cabrera pudo completar su ciclo de creación, y, así, su obra refleja las distintas etapas históricas y estéticas recorridas a lo largo de su existencia: es la obra del juvenil poeta neopopularista y surrealista, pero es también la obra del poeta de la esperanza, del poeta del testimonio moral y también del poeta del mar”.

Información e inscripción: Casa Museo Tomás Morales (928. 62 02 17) 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto