EL ONUBENSE MANUEL MOYA GANA CON “ISLAS DE SUTURA” EL PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA TOMÁS MORALES EN SU EDICIÓN DE 2010

10 nov 2010

El escritor onubense de 50 años Manuel Moya fue designado por unanimidad ganador del Premio Internacional de Poesía Tomás Morales 2010 que convoca la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo grancanario, con su poemario Islas de sutura que, según la valoración del jurado de la citada convocatoria, arma originalmente “una cartografía insular, un islario, que nos lleva de nuevo a revisar el concepto de isla y sus múltiples connotaciones míticas, psicológicas, literarias…, lo que, a través de los tiempos, ha devenido arquetipo del topos insular”. Según señala el fallo del jurado reunido el pasado lunes, día 8 de noviembre, el poemario presentado por el autor andaluz “indaga en la creencia, apuntada entre otros por Claude Kappler, que existen espacios que por su naturaleza y por su posición en el universo están más predestinados a asumir una función simbólica”.

El Premio de Poesía Tomás Morales que convoca la Casa-Museo que el Cabildo grancanario mantiene abierta en el municipio de Moya con la finalidad de preservar y difundir la obra del poeta modernista, tiene una dotación económica de 7.813 euros y se convoca para obras inéditas escritas en castellano con una extensión mínima de 500 versos. Al poemario ganador, como accésits sin dotación económica, le acompañaron Un día cualquiera del vendedor de gafas, del poeta cubano Alexis Díaz-Pimienta, y Palabras en los ojos, del venezolano Miguel Ángel Alonso Arvelo.

El jurado compuesto por la Consejera de Cultura del Cabildo, Luz Caballero en calidad de presidenta; la profesora titular de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Ángeles Mateo del Pino; María Jesús Alvarado Benítez, licenciada en Filosofía y Letras y escritora, y Danut Munteanu, catedrático de Filología de la ULPGC , tuvo que elegir entre un total de 110 obras presentadas a la convocatoria que se impulsa cada dos años.
Según añade el acta del jurado, el poemario ganador Islas de sutura del autor Manuel Moya, “nos transporta a diversos parajes míticos y legendarios, pasando por los utópicos, fantasmales, perdidos, paradisíacos, mágicos, encantados…, esos que se adivinan tras este portulano toponímico que rememora ecos lejanos de Grecia, Italia, Portugal, México, Australia, Oceanía…” Para el jurado en Islas de sutura “cobra fuerza por momentos aquellos versos de Virgilio Piñera, quien más allá de su condición insular -y precisamente por ello- sabía el peso exacto de la isla y la isla en peso, quién mejor que él para reconocer “la maldita circunstancia del agua por todas partes”.

Por otra parte, la decisión del jurado de conceder el accésit al manuscrito Un día cualquiera del vendedor de gafas, de Díaz-Pimienta obedece básicamente al deseo de reconocer y premiar una obra poética inspirada en la realidad cotidiana y en la capacidad del creador de descubrir la poesía de la realidad prosaica del día a día. En el caso del poemario del venezolano Alonso Arvelo, Palabras en los ojos, se destaca  su sobriedad y amplio recorrido, al tratarse de una poesía que abarca desde 2007 al 2010, señalándose como uno de los poemarios más extensos de los que  llegaron a la última selección.

El autor ganador, Manuel Moya, nació en 1960, en Fuenteheridos (Huelva), lugar donde reside. Poeta, narrador, crítico literario, editor, traductor, ha publicado los libros La Noche, Las Horas Expropiadas, Las islas sumergidas, Salario y Lección de sombras a lo que habría que sumar dos antologías Habitación con islas y Años de servicio. Se ha ocupado de autores como J. Bergamín, M. Pizarro, J. Arcencio o Pérez Infante. Obtuvo en 1994 el Premio “G. Celaya”, en el 2000 el “Cuidad de Las Palmas”, el “Leonor” (Soria) en 2001 o “La Bienal Poética Julio Tovar” en 2006 (Tenerife). Su nombre aparece en numerosas antologías de poesía española publicadas últimamente. En prosa ha editado un par de colecciones de relatos así como las novelas La mano en el fuego, La tierra negra y Majarón.

El premio internacional de poesía Tomás Morales se creó en 1955 vinculado a la Casa de Colón. La inauguración, en 1976, de la Casa Museo Tomás Morales traslada la tutela del certamen a la institución que guarda la memoria y obra de uno de los buques insignias del modernismo y apuntala el certamen como uno de los más prestigiosos de su categoría. En su nómina de ganadores cuenta con personalidades del mundo de las letras de la talla de Pedro Perdomo Acedo, José Caballero Millares, Javier Cabrera, Donina Romero, Luis Natera Mayor o José María Millares Sall. La gran mayoría de los optantes al galardón son españoles, pero cada año se incrementan los participantes iberoamericanos y portugueses. Como curiosidad, hay que señalar que al premio se han presentado poetas de nacionalidad canadiense o israelí, lo que da una buena muestra de la dimensión internacional de esta convocatoria que organiza la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria.

Aparte del premio en metálico, la obra ganadora es objeto de una cuidada edición por parte del Servicio de Publicaciones del Cabildo de Gran Canaria, pasando a integrar la colección ‘Premio de Poesía Tomás Morales’ que cuenta con el diseño de Montse Ruiz.

Más información

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto