El archivo documental de Tomás Morales se compone principalmente de una biblioteca personal constituida por un pequeño, pero significativo fondo formado por primeras ediciones autógrafas dedicadas al poeta o a su esposa, Leonor Ramos, siendo estas últimas publicaciones posteriores al fallecimiento del poeta; manuscritos, recogidos en cuadernos de uso personal del poeta o en documentos únicos siendo la gran mayoría versiones de las que finalmente formaron Las Rosas de Hércules, L.I y L. II; epistolario formado por cartas, postales y telegramas, la gran mayoría dirigidas al poeta entre las que encontramos cartas de Fernando Fortún, Salvador Rueda, Francisco Villaespesa, Saulo Torón…; pruebas corregidas y originales mecanografiados; dibujos; archivo personal; abundantes fotografías o materiales gráficos, tanto originales como reproducciones de la figura del poeta, su familia, sus amistades y lugares relacionados con el poeta; la hermeroteca constituida en su mayoría por artículos sueltos de la prensa y revistas locales y nacionales donde se recogía la obra del poeta o las críticas aparecidas en la prensa de la época, destacando La Provincia,  Diario de Las Palmas, La Opinión, La Mañana, El Defensor de Canarias, Heraldo de Madrid, El Imparcial.